lactancia materna recién nacido

Lactancia: primeros días

Muchas veces, la lactancia no resulta sencilla. Es verdad que bien establecida y deseada puede ser maravillosa. Pero otras veces puede resultar desesperante, frustrante, incómoda, dolorosa… Y hay que hablar de ello para no convertirlo en tabú. Más aún cuando se trata de sus primeros días.

¿Cómo son los primeros días de lactancia?

Se estima que más del 90% de las mujeres presentan alguna dificultad en los primeros 3 días de vida de su bebé, sobre todo en el primer bebé o con la primera lactancia. Estar informadas, saber qué es habitual y tener la ayuda necesaria, puede marcar la diferencia entre perder una lactancia precozmente o conseguir mantenerla el tiempo que se desee.

Prepararnos durante el embarazo, puede ser muy útil para detectar cuanto antes la aparición de algún problema y cómo solucionarlo. No me refiero a una preparación física. El pecho estará listo para comenzar a amamantar desde el principio. Pero una preparación emocional, saber que pueden aparecer problemas, y tener un buen apoyo, es fundamental.

También puede ser trascendental el informar con antelación a los que nos rodean de nuestro deseo de amamantar. De que pueden surgir imprevistos, pero que se agradece la abstención de comentarios o creencias si no son solicitadas.

Vuestra vivencia de la lactancia y la crianza va a ser única, incomparable e intransferible. Disfrutarla, experimentar y sentirla como vuestro corazón quiera.

¿Parto o cesárea?

El parto, tanto si es vaginal como si ha sido cesárea, es un hecho trascendental en la vida de una madre. En un parto no sólo nace un bebé, también una nace una mamá (o mamá de dos, de tres…). Va a ser una revolución en nuestra vida y en las circunstancias que nos rodeaban hasta ese momento.

De pronto, vas a conocer a una personita que ha albergado en tu interior muchos meses. Y el cómo ocurra ese encuentro, puede influir en cómo se establece la relación inicial con esa parte de ti que ahora está fuera y, por tanto, también puede influir en la lactancia.

Da igual que el parto haya sido largo o corto, más sencillo o con alguna complicación, vaginal o cesárea. Lo que pone en marcha el mecanismo hormonal para el inicio de la lactancia es el alumbramiento, es decir, la salida de la placenta. Así que, si vuestro hijo nace por cesárea, vais a tener igual la «subida» («o bajada) de leche, y va a poder ser amamantado.

lactancia cesárea
Imagen de Pixabay

Imagen: madre y bebé lo que necesitan es estar en contacto. Piel con piel. Acariciarse, olerse, sentir el calor que se desprenden… No sólo nos enamoramos con los ojos. Aunque ya amáramos a ese bebé que no conocíamos, verlo nos hace sentir que es más real. Y nuestro cuerpo y nuestra alma desea abrazarlo, cuidarlo y protegerlo desde el minuto 1. Lo demás puede esperar, si todo va bien. Tanto si es parto como si es cesárea.

¿Por qué hay más dificultades en los primeros días tras una cesárea?

Porque clásicamente los bebés que nacen por cesárea son separados de la mamá al nacer. Y ahí está el problema.

Lo que el bebé espera tras su primera bocanada de aire es encontrarse con la piel de su mamá, olerla, sentir su calor… todo lo que difiera de eso, cualquier interferencia en el momento de descubrirse el uno al otro, puede afectar en el establecimiento de la lactancia.

Por eso, la IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia) lucha para conseguir que todos los bebés, sea cual sea su forma de nacer, tengan los mismos derechos. Y el piel con piel desde el momento cero es uno de ellos.

Claro está, siempre que el estado de salud de madre y bebé lo permitan. Pero si es la mamá la que no puede hacerlo, si hay otro miembro de la familia dispuesto (padre, abuelos….), sería ideal ofrecerle ese calor y confort cuanto antes.

Separar a madre e hijo de forma injustificada en los primeros minutos u horas (¡ojo! el peso y la talla pueden esperar), genera estrés en ambos, con activación de sus hormonas correspondientes y contrarias a la lactancia.

lactancia

¿Cuándo se debe hacer la primera toma?

La primera toma se debe hacer lo antes posible. Si se puede en la primera media hora de vida, genial. Si no, en cuanto se pueda.

El agarre (o afianzamiento) espontáneo ayuda a favorecer que se consiga un buen agarre desde el principio, pero no siempre se logra, no os preocupéis.

Los bebés nacen sabiendo mamar. Pero, para la mamá, la lactancia no es un acto instintivo, sino aprendido (no el hecho de querer dar el pecho sino el cómo hacerlo). Así, el agarre espontáneo consiste en aprovechar los reflejos que activa un bebé al nacer para conseguir que se enganche sólo al pecho de su madre, es decir, dejarle las riendas al recién nacido para que establezca su lactancia.

Si dejamos al recién nacido sobre el pecho de su madre, sin interferencias externas, éste será capaz de reptar hasta el pecho, guiado por el olor (las glándulas de Montgomery de la areola y el pezón segregan una sustancia que protege y lubrica, con un aroma similar al líquido amniótico) y por el color oscuro del pezón (que tiende a volverse más oscuro al final del embarazo). Activará el reflejo de búsqueda, abrirá la boca y agarrará bien la areola, para iniciar la succión. Esta sería una primera toma ideal.

lactancia primeros días

Os dejo un enlace a YouTube donde podemos observar la «magia de la naturaleza»:

Por diversos motivos, yo no he conseguido hacerlo con ninguna de mis dos hijas. Así que no desesperéis si la primera toma no fue la que soñamos.

Establecer una lactancia y disfrutarla, será posible aunque nos encontremos piedrecitas en el camino que nos hagan tropezar varias veces.

¿Qué otras complicaciones podemos encontrar?

Los primeros días pueden ser agotadores a nivel físico, mental y hormonal. El cansancio puede hacer mella en nosotras. Si tenéis la opción, pedid ayuda y delegad en otros todo lo que no tenga que ver con vosotras y vuestro bebé (o bebés, que si son varios la cosa se complica aún más).

También pueden aparecer las temidas grietas, por un mal agarre. Os dejo dos entradas relacionadas con ellas:

Otros problemas a valorar pueden ser la ingurgitación​, que el bebé tenga un frenillo que interfiera con la lactancia (no siempre es culpa del frenillo pero siempre hay que valorarlo), y los «famosos» comentarios.

Ya sabéis que no hay nadie mejor que tú que sepa cómo dar el pecho y criar a tu bebé. Así que, oídos sordos y corazón abierto.

¿Cuánto duele amamantar al principio?

Dar el pecho no debe doler. Si notáis alguna sensación extraña o dolor, lo mejor es corregir el agarre, y si no lo conseguimos, pedir ayuda antes de que vaya a peor.

lactancia

¿Cómo saber si el bebé está tomando suficiente?

Habitualmente, los recién nacidos pierden peso los primeros 3-5 días de vida. Tras estos, comienzan a recuperarlo, poco a poco, llegando a tener el peso que tuvieron al nacer aproximadamente a los 10-14 días. Así que, el peso, no nos sirve para valorar la alimentación los primeros días.

Para saber más sobre la evolución el peso del bebé, podéis consultar la siguiente entrada:

Pero tenemos otras formas indirectas de valorar que nuestro pequeño o pequeña está comiendo suficiente. Son los siguientes:

  • Frecuencia de las tomas: deben ser frecuentes, mínimo 8-10 tomas al día.
  • Lactancia a demanda: cada mínima señal de actividad del bebé. No esperar al llanto, ya que éste es una señal tardía de hambre. Cuando mueva la cabecita, frunza los labios, se chupe los puños… Nunca nos equivocaremos si ofrecemos el pecho (aunque no sea hambre, la tetita vale para todo).
  • Color y consistencia de las deposiciones: evolución de las deposiciones. Meconio, transición, heces de lactancia materna, mixta o artificial… para más información sobre las cacas link aquí: El falso estreñimiento del lactante
  • Diuresis (pipí): que moje pañales. A veces es difícil de valorar porque todos los pañales que cambiamos llevan caca. Ésta es buena señal, seguro que también llevan pipí.

Y no lo olvidéis,

Paciencia, besos y muchos mimos.

Pediatribu

Otras entradas relacionadas:

Enlaces externos:

close

¡No te pierdas nada!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

1 comentario en “Lactancia: primeros días”

  1. Pingback: Lactancia materna ¿prolongada? - PEDIATRIBU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba