El falso estreñimiento del lactante

La época de lactante es la que más variabilidad presenta en cuanto al número, consistencia y coloración de las deposiciones. Además es un motivo frecuente de preocupación para los padres y, por tanto, de consulta en Atención Primaria. Pero, ¿un bebé está estreñido si no ha hecho caca en 3 días? o ¿tiene diarrea por hacer 10 deposiciones? Vamos a hablar un poquito de este tema.

brothers-457234_1920

En el mundo de “las cacas”, ¿qué es lo normal?

Los niños alimentados con lactancia materna exclusiva, pueden realizar desde 1 deposición cada 5-6 días (incluso  más, el record está en un mes sin hacer caca y sin ningún problema asociado), hasta 12 deposiciones al día (algunos papás también consultan por esta “falsa diarrea”).

Los recién nacidos o los bebés pequeñitos en ocasiones notan el reflejo gastrocólico en todas las tomas. Esto quiere decir que cada vez que comen sienten la necesidad de hacer caca, por lo que puede suceder fácilmente 8-10 veces al día (han habido casos de 20 al día). Conforme va madurando el intestino pueden sentir menos esta necesidad y baja la frecuencia hasta 4-5 al día.

A partir de los 2-3 meses (incluso a partir del mes en algunos casos) hay niños que no hacen caca todos los días, incluso pueden tardar una semana en hacer, pero cuando lo consiguen la deposición es blandita y de características normales, aunque la cantidad puede que sea exagerada, inundando pañal, ropa, espalda… Y hasta el cuello!!! (los bodies que llevan dos ranuras en el cuello se pueden sacar por debajo y así evitamos llenar de caca la cabeza de nuestro/a pequeño/a. Yo lo aprendí a las malas).

Cualquier situación de las expuestas anteriormente deben considerarse normales.

En cuando al color de las deposiciones suelen ser amarillentas, a veces verdosas o tirando a marrón clarito, y la consistencia suele ser líquida con grumos, a veces más pastosa.

No se considera estreñimiento estar sin hacer caca varios días. Estreñido está el niño que hace deposiciones duras, lo que pueden producirle dolor y dificultad para la defecación. Es decir, el estreñimiento lo marca la consistencia, no la frecuencia de las cacas.

En los niños alimentados con lactancia artificial las deposiciones suelen ser de color amarillento o tirando a marrón, de mayor consistencia, más pastosas. Los que toman fórmulas hidrolizadas pueden presentarlas más líquidas y verdosas. Es muy variable entre unos niños y otros y dependiendo de la fórmula que tomen. La frecuencia suele ser inferior a la de los niños de pecho, realizando 2-3 al día las primeras semanas y después variable.

Los alimentados lactancia mixta pueden tener las deposiciones de cualquiera de las formas antes mencionadas, a veces más parecidas a las de lactancia materna y otras veces más parecidas a las cacas de fórmula.

Si un recién nacido, coma lo que coma, no hace caca varios días durante las primeras semanas sí que se debe consultar con el Pediatra para comprobar que todo va bien.

Colores de las deposiciones en los lactantes

En el siguiente dibujo podemos hacernos a la idea de los colores que se pueden ver en las deposiciones sin problemas y los que deben de hacernos preguntar a nuestro Pediatra.

img_20190528_171449413608320.jpg

El meconio

El meconio es la primera deposición del recién nacido, resultado de la acumulación de residuos que ha tenido lugar durante el embarazo. Se trata de una sustancia negra y pegajosa (como el alquitrán), que suele eliminarse en las primeras 24 horas, a veces al poco de nacer (o incluso antes).

Tras esta primera/s deposición/es, poco a poco las cacas se van volviendo verdosas y de consistencia más fluida (deposiciones de transición), hasta llegar a las deposiciones típicas amarillentas, grumosas y de aroma agradable (sí, sí, huelen bien! Totalmente diferente a cuando se inicia la alimentación complementaria).

La disquecia del lactante

Se trata de un trastorno funcional que consiste en episodios de llanto, “sensación de malestar” o esfuerzo de aproximadamente 10 minutos, en los que impresiona de que el niño está intentando hacer caca pero no lo consigue, en lactantes menores de 6 meses.

Ocurre porque el bebé aprieta los músculos abdominales para hacer caca pero a la vez, en vez de relajar el esfínter anal, también lo aprieta, por lo que no consigue eliminar las heces.

Se considera como “un entrenamiento” para aprender a coordinar musculatura abdominal y perineal. En ocasiones este esfuerzo termina con la emisión de heces pero otras veces no consiguen eliminar nada y lo volverán a intentar en otro momento hasta lograrlo.

No se debe estimular a estos niños (con bastoncillos, punta de termómetros, aceite de oliva…), ni poner enemas ni laxantes, porque no están estreñidos. Cuando consiguen hacer caca esta es blandita.

En caso de que lleven muchos días sin hacer caca y parezca que están molestos (aunque es difícil saber el motivo de su malestar), consultad con vuestro Pediatra, él/ella será quién mejor os pueda aconsejar.

Paciencia, besos y muchos mimos.

Pediatribu

Tema escrito en honor a la nueva primita y a sus espectaculares papás

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s