¿Por qué llora así? Cólico del lactante.

El llanto de un bebé es una situación muy angustiante para los padres, y un motivo frecuente de consulta con el pediatra (a veces también motivo de desesperación para el pediatra, que no tiene herramientas para ayudar).

Los bebés lloran por muchos motivos, ya que no se pueden comunicar de otra forma con sus cuidadores y así expresan sus sensaciones negativas como el frío, calor, hambre, necesidad de sentirse seguro, cansancio, ruido excesivo… Por suerte la mayoría de las veces los calmamos en unos minutos. Pero, ¿Qué pasa si no lo conseguimos y sigue llorando? ¿Qué le pasa a nuestro bebé? Y ¿Qué es el famoso cólico del lactante?

Bueno, pues el cólico del lactante consiste en episodios de llanto repentino excesivo e inexplicable, que suele ocurrir con más frecuencia por la tarde/noche (aunque esto es variable) y asocia irritabilidad, movimientos de piernas (como encogiéndolas y estirándolas), enrojecimiento facial, abdomen distendido, etc. Puede dar la sensación de que tiene hambre (se lleva los puños a la boca, no deja de moverse…) pero no calma con el alimento. Suele comenzar aproximadamente a los 15-30 días y puede prolongarse hasta los 3-5 meses, y fuera de estos malos ratos el niño estará bien y seguirá engordando y creciendo con normalidad.

La definición más utilizada para diagnosticar el cólico del lactante habla de un llanto intenso de al menos 3 horas al día, 3 días a la semana durante al menos 3 semanas en un bebé sano y bien alimentado. Pero en la práctica clínica la mayoría de los pediatras no seguimos esta definición, ya que 3 horas de llanto intenso pueden volver loco a cualquiera. Y antes de esas horas muchos padres ya han cogido al niño, lo han montado en el coche para ir a Urgencias y… ¡SORPRESA! A los 5 minutos de coche ha cesado el llanto. En muchas ocasiones nos llegan los padres por la coche con un bebé feliz y riéndose y los pobres te dicen: “le prometo que no dejaba de llorar y que lo habíamos intentado todo”, “lo hemos montado en el coche y ahora nos deja por mentirosos”, “se ha callado en cuanto hemos arrancado pero le tenía que pasar algo porque ese llanto no era normal”…

¿Por qué ocurre el cólico del lactante?

Pues su etiología es desconocida. Esto quiere decir que podemos intuir que sea por varias cosas pero no tenemos aún muy claro por qué ocurre ni como evitarlo. Existen múltiples teorías, pero por ahora quedan en eso, en teorías. Lo más aceptado es que se pueda tratar de una hipertonicidad e inmadurez del tracto gastrointestinal, que conforme va madurando, va mejorando. Otras teorías lo relacionan con factores hormonales, alteración de la microflora intestinal, estreñimiento, reflujo, etc.

¿Cómo podemos tratarlo?

Hay algunos trabajos que demuestran que la utilización de algunas cepas de probióticos (Lactobacillus reuteri), reduce los episodios de llanto e irritabilidad.

Los masajes no son un tratamiento en sí mismos. Pero el contacto de la mano sobre el abdomen del niño puede ayudarle a relajarse, facilitar la expulsión de gas y aumentar la liberación de endorfinas por el bienestar que le produce el contacto piel con piel. Estos masajes no hay que realizarlos en el momento del llanto. Se recomiendan tras el baño o con los cambios de pañal.

Los expertos recomiendan (en el caso del cólico), aceptar el llanto del bebé y acompañarlo. No dejarlo llorar. Tomarlo, acariciarlo, mecerlo, ponerlo al pecho, probar posiciones… Y un truquito de mi experiencia y la de otras mamás que conozco que les ha ido bien: el PORTEO.

No soy una experta en este tema, pero llevar al bebé pegadito a tu cuerpo, cerca de tu corazón, sintiendo tus movimientos, vibraciones, escuchando tu voz de cerca… es algo que les encanta y les calma. De hecho, en poblaciones donde se portea desde el primer momento de forma habitual (como en tribus de África o algunas zonas de latinoamérica), el cólico del lactante es muy infrecuente (y es una práctica inocua que no cuesta mucho intentarlo con nuestros bebés y ver si viene bien). Además en los niños amamantados, les da acceso fácil a su alimento, totalmente a demanda.

Hay muchísimas formas de porteo (pañuelos, fulares, mochilas…) y sitios especializados que os pueden aconsejar (para no comprar algo que no vayas a usar o que te sea incómodo). Así que si os animáis, es una buena opción (gratificante para papás/mamás y para el bebé).

La principal herramienta que tenemos los pediatras para tratar el cólico consiste en tranquilizar a los papás (después de explorarlos y descartar signos que nos puedan alarmar). Es un proceso benigno (que no le va a causar problemas al bebé) y autolimitado (no va a ser para siempre). Lo más frecuente es que conforme el bebé vaya cumpliendo semanas, mejore, y que los síntomas desaparezcan antes de los 5 meses de vida (la mayoría antes de los 3 meses).

¡No está indicado retirar el pecho a ningún bebé por el cólico! El pecho no sólo alimenta, también da consuelo, cariño y ANALGESIA. Tampoco es aconsejable cambiar de fórmula, a menos que el pediatra lo considere necesario.

Conclusión…

No hay una receta mágica para quitar el cólico del lactante pero podemos intentar algunas cosas para hacérselo más llevadero. Como siempre, cariño y mucha paciencia (en ocasiones toneladas de paciencia, pero no os preocupeis que pasará).

Y siempre acudir a vuestro Pediatra si tenéis dudas o para valoración en los primeros episodios (para descartar que pueda deberse a otra cosa).

Tribuconsejo: si podéis evitar las Urgencias y las horas de más afluencia al Centro de Salud, mejor. Sobre todo si vais con un lactante pequeñito o es para una consulta sin enfermedad (mejor a primera hora). Así evitaremos que cojan algún virus del aire.

Pediatribu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s