¿Cuándo pasar del capazo a la silleta?

Las dudas sobre qué capazo o qué silleta comprar nos surgen incluso antes de que nazca nuestro hijo.

Los bebés nacen con la musculatura de su espalda inmadura, con una posición de la columna en forma de C, por lo que el porteo (ergonómico y bien hecho) durante los primeros meses (o años) puede ser una alternativa estupenda para respetar el desarrollo del niño y, además, para mantener ese contacto estrecho tan necesario y maravilloso con mamá, papá u otro cuidador.  

Pero, ¿no vamos a comprar silleta? 

La silleta es algo que no ha existido siempre. De hecho, no se hicieron populares hasta la mitad del siglo XIX, más o menos. Antes, los bebés y niños pequeños eran porteados y tomados de un lado a otro sin pensar en que podían haber más opciones. Ahora, por suerte, contamos con ellas, y casi todos pensamos en comprar el carrito antes de tener al bebé, para tenerlo preparado.  

Pero no es necesario comprarlo y se puede comprar después (aunque haya listas de espera). Es una decisión de cada familia y, como otras muchas cosas, se debe adaptar lo que se compre a las necesidades individuales de cada uno (hay tantos que nos podemos volver locos).

capazo silleta
Silleta
Imagen de pexels

¿Cuánto tiempo puede estar un bebé en el capazo?

Hasta que esté preparado, ahora lo vemos.

capazo silleta
Capazo
Imagen de pexels

¿Y no vale la sillita grupo 0 (eso que vale para el carro y el coche)?

Mejor el capazo. El grupo 0 no es lo más adecuado para que el bebé lo use durante ratos largos. La posición no es la ideal. Mucho mejor una sillita de coche fija, que no andemos quitándola y poniéndola del coche a la silleta y de la silleta al coche, y que sea a contramarcha todo el tiempo que se pueda. Para paseos, el capazo. Así que es una cosa que podemos olvidar comprar.  

Cambiando un poco el tema, igual que he dicho que el carro no es imprescindible tenerlo para antes de que nazca el bebé, la silla del coche sí que me parece una compra indispensable, ya que debemos tenerla preparada y bien instalada para la salida del hospital.

grupo 0 silleta capazo
Grupo 0
Imagen de pexels

¿Por qué razones NO se debe dar el paso de pasar al bebé del capazo a la silla de paseo? 

  1. “Porque se le ha quedado pequeño” 

Este no debe ser un motivo. Si de verdad, no cabe en el capazo, las mejores opciones que tenemos son: comprar un capazo más grande o portear mientras esperamos a que esté preparado.  

  1. “No le gusta estar ahí” o “Va levantando la cabeza porque quiere salirse y ver el mundo”. 

Este tampoco es un motivo válido. Es normal que llegue un momento en el que el bebé quiera ver algo más que el cielo, la capota y algo de la cara de su madre, pero eso no quiere decir que haya alcanzado el adecuado desarrollo para estar preparado para el cambio.

  1. “Hace demasiada calor para que vaya ahí encerrado” 

No nos vale.   

  1. “Ya ha cumplido 4 meses o 6 meses”.  

La edad tampoco nos va a decir que ha llegado el momento. Como siempre comentamos, cada niño tiene su ritmo y sus tiempos para todo y, en este caso, no es diferente.  

Entonces, ¿Cuándo lo pasamos? ¿Cuándo se puede sentar un bebé en el cochecito? 

Cuando pueda mantenerse sentado con ayuda. Podemos probar si ha llegado el momento colocándonos por detrás del bebé y sujetando su pelvis con ambas manos mientras permanece sentado. Si consigue estabilizar la postura, manteniendo la cabeza y el tronco, sin irse hacia los lados, significará que ya podemos ir guardando el capazo.  

Habrá niños que lo consigan a los 4 meses, otros a los 6 y algunos más tarde. 

Como excepción, existen algunas sillitas que se reclinan completamente y que son aptas para su uso antes de que los bebés hayan logrado este hito en su desarrollo psicomotor, pero hay que valorar que silla en concreto. Así que, si podéis, tenerlo en cuenta antes de comprar el carrito.  

Y ya sabéis

Paciencia, besos y muchos mimos 

Pediatribu

Entradas relacionadas

Enlaces externos

close

¡No te pierdas nada!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba