El niño hospitalizado

El 13 de mayo es el día del niño hospitalizado. Y no quiero dejar de acordarme de esos pequeños valientes que han pasado o están pasando largos días fuera de casa. En un ambiente «hostil», inevitablemente. En sus familias, y en todas aquellas personas, profesionales sanitarios, voluntarios, etc., que intentan hacer que el tiempo vaya más rápido o, al menos, que sea más llevadero para todos.

Hace aproximadamente un año, tuvimos que permaneces 4 días en el hospital con nuestra pequeña. No es algo que me sea fácil de contar. Os puedo decir que recuerdo cosas, si lo intento, porque mi mente estuvo tan cerrada… tan agotada… que prefiere pasar esa página y encerrar los recuerdos donde no puedan aflorar con frecuencia, supongo.

No puedo ni imaginar lo que pasáis los que habéis tenido que estar mucho tiempo fuera de «vuestra zona de confort» y, supongo, que mucho más con niños más mayorcitos, conscientes de dónde están y del por qué. Porque estar hospitalizado es difícil. Pero que un niño esté en esa situación, se hace inconcebible.

Así que, de corazón espero que en los Hospitales encontréis la compañía que necesitáis, no sólo en la salud o en la enfermedad, sino el acompañamiento del corazón y de la mente, que tanta falta hace en esos momentos. Del pequeño y de todos los que le acompañan.

El niño hospitalizado

Cuando un niño ingresa en un centro hospitalario, todo lo que le rodea debería intentar adaptarse a sus necesidades, para hacerles su estancia lo más llevadera posible. El personal debe estar disponible. Dispuesto a explicar una y mil veces lo que la familia o el pequeño necesiten saber. Porque a veces no resulta fácil entender qué está pasando a la primera… ni a la tercera.

Un pequeño nunca debería estar solo en esas situaciones. Salvo excepciones (quirófano, pruebas específicas…) siempre debería estar acompañado de una persona de referencia para él. ¡Qué importante es no sentirse sólo! Cuánta angustia podemos evitar para todas las partes.

Aquí abajo os dejo el decálogo para la seguridad del niño en el entorno sanitario de la Asociación Española de Pediatría.

niño hospitalizado
Decálogo de seguridad del niño en el entorno sanitario. AEPed.

Iniciativas para acompañar a los niños hospitalizados

Así, a bote pronto, se me vienen a la cabeza dos iniciativas maravillosas que intentan hacer más llevadera la carga de tener que permanecer hospitalizado, sobre todo cuando la cosa se alarga más de la cuenta.

La primera es posible que os suene: los pupa clown.

Estos payasos llenan de sonrisas los pasillos del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, en Murcia. Aunque existen organizaciones similares, con otros muchos increíbles payasos de hospital, en otros muchos lugares. Con su arte y su magia, consiguen disminuir el estrés y la carga emocional de los niños y adolescentes ingresados. Y por supuesto, también de sus familias.

Y la otra iniciativa que os quiero presentar y que me parece maravillosa e impresionante es la de mamás en acción. Seguro que si entráis en su web, no os va a dejar indiferente: https://mamasenaccion.es/

En España, hay muchos niños hospitalizados que no pueden estar acompañados por sus padres, madres, ni por otras personas cercanas, por muchos motivos que no vienen al caso. Ellas se encargan de estar al lado de estos pequeños (y ya no tan pequeños).

He leído historias de compañía sobre ellas que ponen los pelos de punta. Han conseguido cumplir sueños de niños que creían que no iban a hacerse realidad en su vida. Han hecho sonreír a peques que habían perdido toda la ilusión y esperanza por culpa de la soledad. Han puesto a recién nacidos de 600 g en su pecho para darles ese calor tan valioso, ese latido que tanta paz da y tanta falta les hace a los neonatos y lactantes. Son puro amor.

mamás en acción niño hospitalizado

Por todo esto y mucho más, hoy y siempre GRACIAS.

Estas organizaciones siempre están abiertas a acoger nuevos voluntarios y obtener recursos para seguir haciendo su importantísima labor. Así que no dudéis en contactar con ellas si estáis interesados.

Así que paciencia, besos y muchos mimos.

Pediatribu

Enlaces externos:

Entradas relacionadas:

close

¡No te pierdas nada!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba