pelo piojos

Época de piojos: pediculosis capitis

¿No os pica la cabeza sólo con decir la palabra «piojos»? Yo soy una de esas personas a las que les pica todo solo con nombrarlos (imaginaros cuando los veo), así que vamos a hablar sobre ellos, sobre su prevención y tratamiento, para intentar disminuir la ansiedad que nos producen. ¿Seremos capaces sin rascarnos las cabeza?

¿Qué son los piojos?¿Qué hacen en la cabeza?

La pediculosis capitis (o piojos de la cabeza) es una infestación (una parasitosis externa) producida por estos «bichitos» del cuero cabelludo humano que son muy frecuentes en niños (y en los que tengamos contacto estrecho con ellos).

Tienen un nombre muy bonito, que puede recordar a algún conjuro mágico del mundo creado por J.K Rowling: Pedículus humanus capitis.

piojos cabeza
Piojos de la cabeza. Imagen de Wikipedia (enlace en la imagen)

Los piojos se transmiten de forma directa, de pelo a pelo, contacto cabeza con cabeza. Una vez se encuentran en la nueva cabeza, se reproducen muy rápidamente.

El piojo hembra pone sus huevos cerca del cuero cabelludo. Los huevos son las liendres, que se ven como «pegotitos» blanquecinos que se pueden confundir con caspa, pero que son muy difíciles de retirar porque se adhieren fuertemente al pelo con un cemento que no se disuelve en el agua. Las hembras pueden poner entre 7-10 huevos al día. Éstos eclosionaran en 8-10 días, comenzando a picar el cuero cabelludo para alimentarse y poder crecer, convirtiéndose en adultos tras 10-12 días, repitiendo el ciclo comentado.

Como ya hemos dicho, estos insectos se alimentan de la sangre del cuero cabelludo que chupan al picar, lo que puede producir picor intenso, lo que nos lleva al rascado, pudiendo aparecer lesiones (por las uñas) que se pueden sobreinfectar.

Pero no siempre aparece picor. Hay niños asintomáticos, donde se descubre el piojo de manera casual.

¡Mito! Los piojos de la cabeza no trasmiten enfermedades, al contrario de lo que se piensa. Así que tranquilidad.

¿Cómo se transmiten los piojos?

Los piojos del cuero cabelludo son exclusivamente humanos. No se transmiten de otros animales, sólo de persona a persona.

Es un insecto sin alas y con patas atrofiadas, por lo que no saltan ni vuelan. No pueden saltar de una cabeza a otra. Necesitan del contacto de pelo con pelo, al tocarse dos cabezas o al compartir peines, almohadas, gorros, diademas, toallas…

piojos cabeza con cabeza
Imagen de Pixabay. Trasmisión cabeza con cabeza.

Se desplazan rápidamente por el pelo seco y con más dificultad por el húmedo. Son más frecuentes en niñas, porque suelen tener el pelo más largo y el piojo se puede enganchar con más facilidad.

Les encanta estar en las zonas de la nuca o detrás de las orejas, porque encuentran más calorcito en esos lugares.

El piojo afecta de la misma manera al pelo sucio que al limpio, por lo que no debe ser motivo de vergüenza el padecerlos. No es un problema de higiene ni hay que cortar el pelo para evitarlos.

¿Cómo saber si un niño tiene piojos?

El diagnóstico de certeza lo da el ver el piojo vivo, aunque esto suele ser difícil porque se mueven con rapidez y huyen de la luz. Sobre todo podemos buscarlos en las zonas mencionadas, detrás de las orejas y en la nuca, donde también podemos ver las liendres con mayor facilidad.

Si hay picor y liendres, también podemos decir que habrá piojos. El picor se produce por la sensibilización del cuero cabelludo a la saliva del piojo, aunque como hemos dicho, no le pasa a todo el mundo.

piojos investigación
Imagen de píxabay. ¡A la caza de piojos y liendres!

¿Cuál es el tratamiento para los piojos de la cabeza? ¿Podemos prevenirlos?

El tratamiento consiste en productos químicos (pediculicidas tópicos), la retirada mecánica del piojo o las liendres (lendrera) y las medidas de control. Los contactos estrechos, tanto familiares como escolares, deben revisarse, pero no está indicado el tratamiento de forma preventiva.

Siempre leer bien las instrucciones de cada producto antes de su aplicación.

En mayores de 2 años, el tratamiento que se suele recomendar es la permetrina al 1-1.5%, en crema o loción. En champú suele ser menos efectivo porque se diluye con el agua.

Estos productos se aplican en seco y se dejan actuar entre 10-15 minutos (consultar prospecto). Después se retira el producto mediante lavado del cabello y se procederá al peinado con la lendrera. Es decir, aplicación del producto en seco, retirada mecánica con lendrera con el pelo mojado.

Habrá que repetir la aplicación a los 10-14 días para asegurarnos de que no ha eclosionado ningún huevo en este tiempo.

En niños menores de 2 años se recomienda la retirada mecánica con la lendrera. En menores de 6 meses sólo eso. Entre los 6 meses y los dos años podemos usar la dimeticona al 4% o la permetrina al 1-1.5%, repitiendo la aplicación, igual que en niños más mayores.

Debemos revisar el pelo cada 2-3 días (y pasar la lendrera) durante varias semanas para comprobar que hemos eliminado los piojos y las liendres. Si no hay resultado con el tratamiento, consultad con vuestro pediatra para valorar las alternativas disponibles.

La retirada de las liendres es imprescindible para evitar recaídas. Se puede hacer de forma manual o con una lendrera o «quitaliendres», peinando cada mechón de arriba a abajo.

piojos lendrera goibi
Ejemplos de lendrera: marca Goibi

En embarazadas y durante la lactancia, son seguros tanto los tratamientos con permetrina como con dimeticona. En niños asmáticos, mejor emplear la dimeticona.

Como otras medidas de control, se debe lavar la ropa usada a más de 50º, para asegurarnos de acabar con la parasitación. La ropa que no se pueda lavar, se puede meter en una bolsa de plástico bien cerrada durante 10-15 días, ya que el piojo no puede vivir sin alimento más de 3-4 días. Y pasar la aspiradora por superficies no lavables (sofá, alfombras…).

Los utensilios que hayan estado en contacto con el pelo se pueden desinfectar con agua caliente al menos 10 minutos o con una solución insecticida.

Como medidas preventivas, podemos revisar con frecuencia la cabeza de los peques. Si quieren, pueden llevar el pelo cortito y, si lo tienen largo, mejor llevarlo recogido en coletas o trenzas (además las trenzas dificultan que el piojo ascienda o que pase a otros cabellos).

No hay que usar lociones o colonias antiparasitarias como medidas preventivas.

El aceite esencial del árbol de Neem y el del árbol de té, tampoco se recomiendan como medidas preventivas.

¿Y a ti? ¿Te ha picado la cabeza tanto leyendo esto como a mí escribiéndolo?

Y ya sabéis,

Paciencia, besos y muchos mimos.

Pediatribu

Entradas relacionadas:

Enlaces externos:

close

¡No te pierdas nada!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba