El baño del bebé

El baño hace mucha ilusión a los papás, aunque a veces no es tan bonito como lo imaginamos y el niño llora, no sabemos muy bien como cogerlo, nos faltan cosas y no sabemos como alcanzarlas… Gritos, estrés… Os dejo aquí unos pequeños consejos para disfrutar de este momento tan especial.

¿Cuándo bañarlo por primera vez?

El primer baño no corre prisa. Se puede esperar (y es lo recomendable) al segundo día de vida. El primer día, piel con piel todo lo que se pueda y mínimo trasiego de brazos sería lo ideal. Cuando se decida bañar, tampoco es necesario insistir mucho en eliminar el vérnix caseoso (esa sustancia blanquecina que recubre la piel de los niños cuando nacen), poco a poco, baño tras baño, irá desapareciendo, pero es una barrera protectora que no tenemos prisa porque se vaya. Donde se suele quedar varios días es en pliegues, inguinales y axilares, y no pasa nada.   

Ah! Y si puede ser bañarlo vosotros! A veces los bañan en el hospital, pero seguro que si decís que queréis hacerlo vosotros no os ponen pegas. Es un momento especial que podéis guardar en vuestra memoria (si no puede ser, vamos a tener muchas primeras veces, así que no os preocupéis).

¿Es necesario bañarlo todos los días?

No es obligatorio, depende de cada familia y de si eso le ayuda a generar una rutina. Es suficiente con bañarlos 3-4 veces a la semana, al menos los baños de inmersión (meterlo en la bañera con agua), porque la limpieza diaria, sobre todo de la zona del pañal, sí que es aconsejable.  

¿Qué necesitamos prerarar?

Esto es lo más importante: TENERLO TODO PREPARADO antes de desnudar al bebé, para evitar que pase frío, que pueda haber algún accidentes, e intentar disfrutar de un momento tranquilo y relajante para el bebé y para nosotros.

Vamos a preparar: 

  1. Bañera, pila, lavabo, barreño… con 4-5 dedos de agua tibia, a unos 37º. 
  2. Un gel sin jabón, que tenga un pH entre 5.5 y 7, para proteger la barrera cutánea y evitar irritaciones. Evitar los que lleven perfumes
  3. Crema o aceite para hidratar la piel tras el baño, que sea libre de alérgenos frecuentes, conservante ni perfumes
  4. Toalla
  5. Esponjita o gasa
  6. Ropa
  7. Pañal
  8. Cualquier otra cosa que vayáis a usar para el baño o para después (peine, móvil para echarle foto, juguetes…)

¿Cómo lo bañamos?

Primero nos lavamos bien las manos.  

Sumergimos al bebé, sujetando la parte alta de la espalda y la cabecita, con una de nuestras manos (cuando sea capaz de mantenerse sentado, no olvidéis la importancia de nuestra vigilancia en el baño de los niños SIEMPRE). Le vamos echando agua. Nos echamos jabón en la mano, o en la esponjita, y le vamos limpiando, sobre todo, la zona genital y los pliegues. Si tiene secreción en los ojos o vemos restos de cera en las orejas, podemos limpiarlos con una gasita húmeda. Después le echamos un poquito de agua para retirar el jabón. Si el bebé disfruta, podemos tardar 5-10 minutos. Si no, lo sacamos antes. Lo dejamos en la toalla envuelto, sobre una superficie segura (a veces el sitio más seguro no es un cambiador), y lo secamos dando toquecitos, sin frotar. Las zonas de los pliegues intentar dejarlas bien secas. Le aplicamos su hidratación (la hidratación es mejor ponerla antes de terminar de secar del todo, con la piel ligeramente húmeda). Mientras, podemos darle un suave masaje si le gusta. Después le ponemos su pañal y su ropita… ¡y listo!

¿Lo bañamos por la mañana o por la noche?

El momento del día que mejor os venga a vosotros. Hay quien prefiere la mañana y otros antes de acostarse, depende de cada familia y de la tolerancia de cada bebé. Habrá bebés que se relajen y otros que se estresen tras el baño, así que según veáis. Nos vale cualquiera de las opciones.

Os dejo el vídeo donde podéis ver todo lo que he explicado.

Paciencia, besos y muchos mimos

Pediatribu

2 Pensamientos

  1. A mi niña de 4 meses y medio, le comienzo el baño con una oración, tengo un espejo delante de la bañera y ella se mira durante todo el baño, volteada de espalda le coloco mi brazo en su pechito por debajo de las axilas sin sumergirla completamente, ella queda paradita, ahora pone sus rodillitas y comienza a patalear el agua, le gusta mucho! con ayuda de mi mamá, le lavamos la espalda, cuellito, axilas, manitos, piesitos y su pompito y le pongo el shampoo un día si un día no, luego enjuagamos y la volteamos boca arriba así como usted dijo, sosteniendo su espalda y cabeza, allí le lavamos toda su parte de adelante. Luego enjuagamos con agua limpia la coloco boca abajo tomándola como al inicio pero totalmente en el aire Tomándola con mi otra mano por sus piernitas y le dejamos caer agua tibia sobre su cabecita, cuello y espalda y le canto «Soy un Avion». Considera usted que lo estoy haciendo bien o debo mejorar en algo?

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s