Los catarros entran por los pies

¡Ponte las zapatillas, que vas a pillar un resfriado! ¿Quién no ha oído alguna vez una frase similar a esta? Pero, ¿es cierto?

Los resfriados no se cogen por los pies. No entran a través de nuestros deditos y ascienden hasta el árbol respiratorio. Los resfriados se cogen a través de la nariz y la boca (o por el contacto con objetos, o las manos que contienen el germen). Así que, a no ser que te chupes el pie y allí estuviera el virus, no hay mecanismo a la vista.

Al contrario de lo que se piensa, ir descalzo, incluso en invierno (con unos buenos calcetines), es muy beneficioso para nuestros pies, e importantísimo para la adecuada formación de los pies de nuestros niños. Los pies de los niños que van descalzos serán más fuertes y mejor estructurados.

Además los bebés reciben multitud de estímulos a través del tacto, no solo de las manos y la boca, también de los pies.

Ir descalzo es bueno y necesario para nuestros pequeños. No es de extrañar que ellos mismos se quiten los zapatos porque no los necesitan. Si hay que ponerle zapatos intentad que sean flexibles y suaves.

Ya sabéis, un pie descalzo es un pie sano, en un niño igual de sano (que no va a coger más resfriados por este motivo).

Pediatribu

1 comentario en “Los catarros entran por los pies”

  1. Pingback: Picaduras, ¿qué hacer? – Pediatribu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba