Alimentación: del nacimiento hasta los 6 meses

La lactancia materna es el alimento ideal para aportar al recién nacido y al lactante los nutrientes necesarios para conseguir un crecimiento y desarrollo saludables. Es lo mejor que existe y un regalo maravilloso que le podemos dar. Debería ser exclusiva durante los 6 primeros meses y a demanda siempre.  

Cuando no se puede o se decide dar lactancia artificial (o mixta), dar fórmulas de inicio (número 1). Existen otras fórmulas que no tienen número y también son aptas desde el nacimiento. Si tienes dudas, siempre pregunta al farmacéutico o farmacéutica, enfermero o enfermera, o a tu pediatra. La lactancia artificial también se da a demanda y de forma exclusiva. 

¿Qué significa exclusiva? 

Que los 6 primeros meses de vida nada de agua, zumos, infusiones o bebidas vegetales. Con la leche obtienen el líquido que necesitan. Su estómago tiene un tamaño pequeño. Si, por ejemplo, les damos agua, el volumen que ocupa ese líquido en el estómago, hará que tome menos cantidad de leche, que es lo que realmente le va a aportar los nutrientes necesarios.

Mucho cuidado con las infusiones y las bebidas vegetales. No sólo no deben darse porque restan volumen a la leche, sino que hay que tener cuidado también por su posible toxicidad. Ni siquiera los productos que nos intentan vender para los gases, ni aunque pongan que es para bebés.

¿Y qué significa a demanda? 

Cada vez que el bebé lo solicite. Hay que apartar el reloj y olvidarse de horarios. Tu bebé es el que mejor sabe cuándo y cuánto necesita comer. Nada de cada 3 horas. Y para los bebés con lactancia materna, nada de 10 minutos en cada pecho. Lo ideal es dejarlos acabar con uno y después ofrecer el otro. Si lo quiere bien y si no empezamos por ese cuando vuelva a solicitárnoslo.

¿Y los sólidos?

Tampoco. No obtenemos ningún beneficio comenzando con la alimentación complementaria antes de los 6 meses. No hay prisa. Podemos esperar a que nuestro bebé esté realmente preparado para ello. Y esto no sucede a los 3 ni a los 4 meses, aunque a nosotros nos dieran comida desde los 3 meses y no nos haya pasado nada. Paciencia. La hora de comer llegará. Mientras tanto obtienen lo que necesitan de su leche. Y si queréis comenzar a darle otros alimentos antes de los 6 meses por algún motivo en concreto, por ejemplo, incorporación al trabajo o creéis que cumple los hitos necesarios para estar preparado para la alimentación complementaria, consultar primero siempre con vuestro pediatra para que os guíe.  

¿Y cuáles son los hitos que podemos observar para ver si nuestro hijo está preparado para comer? 

  • Haber cumplido 6 meses. Esto seguro que no lo cumplen antes de los 6 meses.  
  • Mantenerse sentado de forma estable con apoyo, por ejemplo, en una trona o en nuestro regazo. 
  • Pérdida del reflejo de extrusión. No saca la lengua cuando le metemos una cuchara, como queriendo expulsarla.  
  • Interés por la comida. Se queda mirando cuando comemos los demás, incluso nos grita o intenta coger los alimentos.  
  • Coordinación mano boca. Se ha vuelto mucho más ágil con los movimientos de sus manos. Cuando coge algún juguete u otro objeto, intenta llevárselo a la boca. Es una de sus formas de descubrir el mundo.  

Todos estos hitos se adquieren alrededor de los 6 meses. Si tenéis alguna duda no dudéis en consultar con vuestro pediatra, ya que no se debe demorar el inicio de la alimentación complementaria más allá de los 7 meses.

Así que paciencia, besos y muchos mimos.

Pediatribu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s